Los cambios de estación siempre son épocas en las que nuestra piel se resiente. El invierno es especialmente particular, ya que coincide con unos meses en los que las variaciones de tiempo son muy frecuentes y estas transiciones térmicas afectan inevitablemente a la dermis. No obstante, es un momento ideal para recuperarnos de los excesos del verano y prepararnos para los estragos de una estación que se caracteriza por temperaturas bajas y tiempo desapacible.

Una buena hidratación es clave para cumplir con este objetivo. Para conocer qué tipo de hidratación necesita nuestra piel debemos atender a factores como la edad, el tipo de piel y el ritmo de vida que llevamos. En los Laboratorios GERnétic saben muy bien que cada piel es única y todas deben nutrirse de una manera especial. Su departamento de I+D, en constante evolución, desarrolla fórmulas que proporcionan a las diferentes capas de su piel los nutrientes que necesita.

Es el caso de la “Crème éclaircissant”, la cual consigue una hidratación rica en elementos vitales fruto de filtrados de la fermentación láctica y de plantas que impiden la síntesis de la melanina. Los principios activos regenerantes y anti-radicales libres actúan de forma suave hasta lo más profundo de la epidermis con la particularidad de ralentizar el oscurecimiento de la piel provocado por el sol y la formación de manchas. Si buscas una solución que prepare tu piel para la estación más fría del año, ¡aún estás a tiempo con la Crème éclaircissant!

Enviar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Cómo podemos ayudarte?